Cargando...

Empresa

Somos una Empresa íntegramente comprometida con la satisfacción del viajero, brindándole soporte permanente antes y durante su viaje

Queremos ser reconocidos como una Empresa orientada hacia nuestros Clientes, que se esfuerza continuamente por conocer y satisfacer sus necesidades. Hoy los desafíos son mayores y requieren una renovación contínua del compromiso asumido, buscando acciones dinámicas y creativas que aporten soluciones concretas para aquellos sectores que más la necesitan.

La amplia nómina de Empresas que trabajan con PUNTO TURÍSTICO es el aval de la calidad del servicio prestado, sostenido a través del tiempo y signado por la constante innovación y mejora de los servicios.

 

Dirección
San Lorenzo 25 - 4to Piso
Edificio QM Office – Nueva Córdoba
Tel: + 54 351 / 5695800
X5000AZA – Córdoba, Argentina
Email: reservas@pturistico.com.ar

 

¿Necesita Asesoramiento?

Contáctenos

Novedades / Noticias

Aerolíneas Argentinas: La extraña teoría del 1 x 4 del Comandante Biró

El titular del gremio de pilotos basó su teoría en un informe de la consultora Oxford Economics, que concluyó hace 8 años que por cada dólar que el Estado destina a gasto operativo, la empresa genera US$ 3 (menos de lo que dijo Biró).

Economistas y especialistas en aviación comercial coincidieron en cuestionar la estimación brindada por el sindicalista, al sostener que el estudio en el que se basó posee inconsistencias metodológicas. Además, sostuvieron que el impacto de Aerolíneas en la actividad económica podría ser generada también por una empresa privada, sin que ello exija erogaciones por parte del Estado, o por otras aerolíneas si la línea de bandera no existiera.

La teoría del 1 X 4 la utilizó también Ceriani en el comunicado que emitió la empresa esta semana dando cuenta de la aprobación (con cometarios) del Balance 2021 por parte de la Auditoría General de la Nación a fines de abril y esta semana por la asamblea de accionistas y auditado por la firma internacional KPMG. “El mismo arrojó un resultado negativo de 438 millones de dólares que si se los compara con los 667 millones de 2019 significan una reducción de la pérdida de 229 millones. Resulta importante mencionar que los aportes del Estado durante 2021 fueron de 65.796 millones de pesos, de los cuales 35.180 millones volvieron a las arcas del Estado en concepto de impuestos y tasas”.

Es evidente que el comunicado pretende dar una opinión favorable sobre la gestión de la empresa conducida por Ceriani. Sin embargo, del análisis de la información descrita en el estado contable se observa que la diferencia principal radica en los “resultados financieros”, con lo cual se desprende que la “buena gestión empresarial” es un simple dibujo contable, no relacionada con una mejor programación de los vuelos o reorganización empresaria sino a un revalúo de los activos (aeronaves básicamente) o tenencia de moneda extranjera

Oxford Economics, la fuente de inspiración de Biró, es una empresa comercial fundada en 1981 en asociación con la Facultad de Negocios de la Universidad de Oxford. Según se describe en su página web, cuenta con “experiencia en pronósticos y modelos para áreas geográficas y sectores específicos”. El informe “mide el impacto de la aerolínea en 2 etapas: la contribución inmediata a la economía argentina; y el impacto económico más amplio que genera a través del turismo que facilitan sus servicios”.

El trabajo, realizado sobre datos oficiales de 2014, sostiene que ese año “las operaciones de Aerolíneas contribuyeron en total a la economía argentina con US$ 1.700 millones y mantuvieron 41.100 puestos de trabajo”. Y concluye que, “por cada dólar de gasto operativo directo realizado por la empresa, se generaron cerca de US$ 3 de beneficio de valor agregado adicional”. 

Final del formulario

Chequeado, sitio web argentino que se ocupa de la verificación del discurso público, consultó a Oxford Economics sobre su trabajo y no obtuvo respuestas hasta la publicación de esta nota.

 Sí, en cambio, respondieron expertos en aeronavegación y economistas, y todos coincidieron en cuestionar el informe por inconsistencias metodológicas y por considerar que el efecto de Aerolíneas Argentinas sobre la economía podría ser generado por otra empresa aeronáutica privada, al contrario de lo que declaró Biró.

Una de las principales observaciones al trabajo es que calcula el impacto de Aerolíneas Argentinas sumando todo el aporte al PBI que generan las actividades que la empresa favorece (el gasto de un turista, por ejemplo), cuando en realidad el efecto sobre la economía argentina de Aerolíneas debería ponderarse sobre su aporte específico a esa actividad, es decir, el turismo.

En este sentido, Rafael Skiadaressis, economista de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), dijo a Chequeado que “la metodología utilizada en el estudio para arribar a esa conclusión no es consistente”.  Y agregó: “La medida (usar el gasto/PBI) sobredimensiona el peso del sector aerocomercial”.

Por su parte, Nicolás Grosman, economista y docente de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella y ex coordinador de Infraestructura de la Fundación Pensar entre 2010 y 2011, indicó al medio: “El informe es desprolijo y tiene varias falacias metodológicas. Una es que le están atribuyendo a Aerolíneas un impacto que no necesariamente es de la empresa. Toman el gasto de Aerolíneas y le atribuyen el impacto que tiene el sector en la economía. Y no sabemos si es así: se le está extrapolando un impacto sectorial”. Y continuó: “En realidad lo que muestra el estudio es el tamaño que ocupa el sector en la economía. Pero si quiero hablar de impacto, como mínimo, tiene que haber una noción del contrafáctico, y acá no hay nada de eso: si pregunto ¿qué pasaría si Aerolíneas no existiera? ¿Dejarían de venir esos pasajeros y se dejaría de gastar ese dinero?”.

 Un informe elaborado por los especialistas Fernando Dozo y Carlos Vázquez también cuestiona el trabajo de Oxford Economics, y sostiene que, según los números presentados por el informe, “se podría inferir que, a pesar de tener en 2014 una participación en el mercado] del 70% doméstico y 26% internacional (según el informe), Aerolíneas Argentinas contribuyó con US$ 1.700 millones de los US$ 5.400 millones que aportaron todas las demás aerolíneas. O sea, un 31,48%”.

Por otro lado, Dozo insistió en que, “si no estuviera Aerolíneas, esa actividad económica la generarían otras empresas, sin generar un déficit para el Estado nacional”.

En este sentido, Vázquez sostuvo que en Chile, donde no hay aerolínea estatal, el sector aéreo “impacta más sobre el PBI que en la Argentina (un 2,8% vs. 2,1%), con la salvedad de que no existen allí líneas aéreas estatales o con participación mayoritaria del Estado”. Frente a esto, concluyen los especialistas en que “ser una aerolínea con control de un Estado no se correlaciona con un mayor desarrollo del mercado aéreo o mayor importe de ingresos para el fisco”.

Por esto, la frase de Biró, quien dijo que “por cada dólar que el Estado argentino invierte en ponerla en servicio, le devuelve US$ 4” es insostenible, como una afirmación que “surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear”.

En ese sentido, los especialistas coincidieron en cuestionar el informe de la consultora Oxford Economics -utilizada por Biró como fuente de su afirmación- al indicar que el trabajo posee inconsistencias metodológicas.

(Fuente)

Aerolíneas Argentinas II: “Cómo convencer al mundo que 438 millones de dólares no es tanto”

Se atrevieran a plantear la posibilidad de la privatización directa de la empresa estatal o encarar algún proceso que la volviera eficiente sin que por ello se generara una ola de denuncias y acusaciones. O se apelara al nacionalismo histórico con marchas dentro y fuera de los aeropuertos.  Obviamente las voces que reaccionaron en defensa de mantener la empresa dentro del Estado vinieron del sector gremial, con predominio del camporista Pablo Biró de APLA, que esbozó una extraña teoría  (Ver: La extraña teoría del 1 x 4 del Comandante Biró) según la cual por cada dólar que la empresa recibe aporta al Estado cuatro dólares, básicamente en impuestos. Con esta teoría el Gobierno debería abocarse a generar Sociedades Estatales ya que los subsidios vuelven multiplicados por cuatro, según la teoría Biró

¿Por qué mejor no dejar que empresas privadas contribuyan con sus impuestos, ya que además se ahorraría el país, en el caso de una empresa como Aerolínea, U$S700 millones por año?

La teoría la compró también Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas, al salir a confrontar con la oposición y ahora al sumarlo a un comunicado sobre el balance 2021 que destaca que las pérdidas se redujeron un 34% respecto a 2019.

Es evidente que la repetición constante en los medios de una pérdida anual de 700 millones de dólares, cuando estos escasean no solo en el Banco Central, fue generando en la opinión pública la idea de que con razón “algo hay que hacer con Aerolíneas Argentinas”. No por nada, esta semana la empresa salió con fuerza a comunicar una “buena noticia” en este sentido: que la perdida el año pasado fue “de apenas” U$S438 millones.

Está claro que, desde el título, el comunicado de prensa lo que se buscaba era no solo dar una buena noticia (-34%), sino también fijar un valor distinto a los 700 millones que predomina desde hace tiempo en la cabeza de la gente.

Un dato a tener en cuenta es que la comparación fue entre el 2021 y el 2019.  Es cierto que se trata del último ejercicio normal, previo a la pandemia, pero también el último de la gestión Cambiemos. Lo que obviaron mencionar son los U$S 702 millones que se perdieron en 2020.

“Resulta importante destacar que los aportes del Estado durante 2021 fueron de 65.796 millones de pesos, de los cuales 35.180 millones volvieron a las arcas del Estado en concepto de impuestos y tasas”, expone el comunicado, aunque sin mencionar – y de allí la tendenciosidad del mismo – que por tratarse Aerolíneas de una sociedad anónima debe pagar impuestos y tasas como lo hacen todas las empresas del país, que además no reciben subsidios ni aportes del estado.

El comunicado también obvió mencionar que las pérdidas de 2019, si bien fue el peor año de la gestión Cambiemos, estuvo aún lejos de los peores resultados desde que el Estado tomó el control de la empresa allá por 2008. En 2015, por ejemplo, durante la administración de Mariano Recalde, se llegó a una pérdida superior a los 1.000 millones de dólares.

Si tomamos los datos históricos de cada gestión volcados en un minucioso trabajo realizado por el especialista en temas aeronáuticos Carlos Vázquez, se puede observar que durante la gestión  Alak / Recalde (2008 -2015) se perdieron  5.552 millones de dólares y recibió aportes por 5.185 millones, la de Costantini / Dell Aqua / Malvido (2016-2019) se perdieron 2.142 millones de dólares y se recibieron 1.271 millones de aportes oficiales, mientras que durante la actual gestión de Ceriani (2020-2022) se perdieron U$S702 millones y recibió 1.524 millones.

“En un contexto de crisis global de la industria aérea tras dos años de pandemia – continúa el comunicado de la empresa-, con indicadores que de acuerdo a IATA, marcan una caída de casi el 50% en la cantidad de pasajeros transportados y una proyección de volver a los números anteriores hacia mediados de 2023, cabe destacar que la empresa se encuentra operando al 100% en su red doméstica y en un 62% en su red internacional. En la región, a excepción de Copa Airlines que tuvo un saldo positivo en su balance de 50 millones de dólares, todas las compañías tuvieron resultados negativos: LATAM (4084 millones), Gol (1366 millones), Aeroméxico (1043 millones) y Azul (886 millones)”, Algo que es cierto, con la diferencia de que en algún momento fueron rentables – y pretenden volver a serlo – cosa que no acredita Aerolíneas.  Es así que desde el 2008, cuando el Estado tomó el control accionario de Aerolíneas y Austral hasta el 2012 perdió U$S8.800 millones y recibió aportes por U$S7.760, además de U$S222 millones de enero a abril de este año.

(Fuente)

Aerolíneas “La Grieta”

Principalmente cuando hace un par de semanas el expresidente Mauricio Macri volvió a expresar en LN+ su intención de privatizar Aerolíneas Argentinas al sostener que “los colectivos no son del Estado” y que no imagina “un dólar más destinado a una compañía aérea estatal cuando hay otros (de los que se reían) que llevaron millones de personas a los mismos lugares, por menores tarifas”.

Macri sostuvo que “toda la Argentina subsidia algo que no es necesario” y que “nunca estuvo tan conectada la Argentina”. “Si hay un destino que no es comercial, ¿Qué hace un gobierno inteligente? Llama a licitación, y al que le pida menos por cada pasajero viaja. Y agregó: “Eso es lo que hay que hacer, y no poner una fábrica de empleo para La Cámpora, que ubican a todos sus amigos y se ponen sueldos enormes”.

Las respuestas desde el oficialismo no tardaron en llegar. A una discusión que se sumaron también Horacio Rodríguez Larreta, Javier Milei, Pablo Biró, Wado de Pedro, Matías Lammens, Pablo Ceriani, y siguen las firmas…

Por un lado Larreta afirmó que en caso de ser electo Presidente, “se debe incrementar la competencia en el mercado de cabotaje para que vengan muchísimas empresas a volar a la Argentina”.

Al reivindicar la política aérea que se implementó durante el Gobierno de Mauricio Macri, sostuvo que “con Aerolíneas hay que hacer que se vuele más” y manifestó que hoy Argentina tiene “la mitad de vuelos que en 2019″.

Anteriormente, el diputado Javier Milei puntualizó que “el de Aerolíneas es uno de los casos más escandalosos. No debería estar en manos del Estado y yo la privatizaría”, en caso de ser elegido Presidente. Y agregó: “Discutamos la metodología: la empresa regalada es cara, además es absolutamente injusta porque pagan el déficit quienes no pueden volar en beneficio de quienes sí vuelan y de quienes están dentro de la empresa. Además, hay un entramado de sindicatos. Entonces yo le daría la compañía a los trabajadores y será problema de ellos si la saben manejar o no”. Por otro lado, anexó que en caso de ser elegido como presidente fomentará una política de cielos abiertos que permita una competencia total.

El titular de APLA, recientemente reelecto, Pablo Biró  denunció una supuesta directiva de la Embajada de los Estados Unidos para “reventar” Aerolíneas, y que por eso “toda la derecha repite al unísono las críticas a la empresa”. También criticó al gobierno (Alberto Fernández, Sergio Massa…) “por no defenderla”. Respecto a las palabras de Macri, agregó “Ya había creado la falacia de que Aerolíneas genera pérdida (sic) y ahora están en lo mismo. Creen que tienen el contexto para cerrarla”.

El “caso Aerolíneas” fue también uno de los puntos centrales de la presentación de la estrategia para la temporada de invierno del Gobierno nacional. “Escuchamos a un expresidente con compañías que vivieron de la teta del Estado decir que hay que cerrar Aerolíneas Argentinas”, dijo el ministro del Interior Wado De Pedro. “¡Qué poca sensibilidad, habiendo tenido el cargo de presidente de la Nación!”, agregó.

A su turno el presidente de la empresa Pablo Ceriani declaró: “Es impensable que Aerolíneas no esté, porque las provincias quedarían aisladas. Hay 59 rutas que se quedarían sin conectividad. ¿Aerolíneas Argentinas haría semejante apuesta al turismo receptivo si estuviera en manos privadas? La respuesta seguramente es que no. ¿Cómo vamos a medir el resultado de los vuelos entre San Pablo y Salta o entre San Pablo y Chapelco? ¿Los vamos a medir por el resultado económico que estos vuelos le dejen a la compañía o vamos a tener en cuenta el movimiento turístico y la actividad económica que generan para el país?”.

Lammens, por su parte, dijo: “A mí me gusta pensarlo desde una lógica que los ponga en conflicto con su propio discurso y con su electorado. Aerolíneas Argentinas es necesaria para el desarrollo. La Argentina necesita estar conectada”.

Por otra parte, la semana pasada fue el turno del Jefe de Gabinete Juan Manzur de realizar una presentación en el congreso. Donde, el tema Aerolíneas, estuvo nuevamente a la orden del día. El funcionario respondió algunos de los cuestionamientos, pero quien salió como voz autorizada fue el senador por la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos, (y expresidente de Aerolíneas) Mariano Recalde, el verdadero mandamás no solo de Aerolíneas, sino de todo el sector aerocomercial en el país.

Recalde llamó a “Clarificar y sincerar las posiciones”. Comentó que no es cierto que al peronismo no le interese tener una gestión eficiente y con resultados contables positivos y tener superávit comercial. “No hay que analizar la eficiencia solamente en función del balance de la aerolínea en términos económicos. Creo y estoy convencido de que lo que hay que medir al momento de evaluarla es hacerlo teniendo en cuenta el resultado económico del país”.

Al respecto, Recalde describió que hay muchas decisiones que toma una aerolínea de bandera y que tal vez no le convienen en términos comerciales, pero que generan impacto económico en el país. “Desde ir a destinos que tienen pocos pasajeros hasta llegar a lugares que promueven el turismo receptivo y dejar de volar a sitios rentables que promueven el emisivo y que hacen que perdamos recursos”, ejemplificó. Allí parece haberse olvidado Recalde eso de “sincerar posiciones”. ¿Cuáles son esos destinos? ¿A qué destinos rentables que promueven el emisivo dejó de volar Aerolíneas Argentinas?.

Luego afirmó que sin las rutas que opera solamente Aerolíneas Argentinas, “el Estado dejaría de recaudar más de 3800 millones de dólares, que es lo que genera el movimiento de una aerolínea al PBI nacional, según la IATA y otros organismos”.

La grieta vuela con Aerolíneas Argentinas. Y como en el “Antón pirulero”, cada cual atiende su juego…

(Fuente)

Aval de Calidad

  • Arcor

     

    Arcor
  • Coca Cola

     

    Coca Cola
  • Tarjeta Naranja

     

    Tarjeta Naranja
  • Ecogas

     

    Ecogas

Recursos Humanos